Música Electrónica - Mixside.com




No estás conectado. Inicia sesión o regístrate.

981 Festival A Coruña 2010 Crónica

Publicado: 19/10/2010

Crónicas

Autor:

Relacionado: , , .

Comentarios: 3 comentarios » Deja tu comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

La sexta edición del 981 comenzaba con la sorpresa, ya anunciada, de la preparty, o lo que es lo mismo el Pre981. De entrada gratuita si habías adquirido el abono, y con aforo limitado. Y así fué en petit comité, ya que la asistencia no fué elevada, asistimos al live más experimental de la mano del finlandés V.C (Skweee Showcase), que sobrio y sin sobresaltos dió paso a Noiapre. Este coruñés, afincado en Barcelona, fué sustitución de última hora de Rustie quien desafortunadamente, tras perder su pasaporte y su portátil, tenía más que razones obvias para cancelar su actuación. Tras la primera cancelación de Todd Terje, y posteriormente la de Rustie, teníamos cierta desilusión. Noiapre, finalista del Thre3style de Red Bull, intentó solventar esta sensación con un live dinámico en un principio, que coqueteó con el hip hop, para derivar en uso excesivo de loops y resultar finalmente algo repetitivo. La gran sorpresa de la noche saldría de los platos de Jackson (Warp), quien hizo y deshizo a su antojo poniendo patas arriba a los que estábamos allí. Como si fuera una caja de sorpresas, se fueron sucediendo una tras otra, dando lo mejor de un estilo propio, de su mejor cosecha. Se atrevió con el rock, le guiñó el ojo al renacimiento y se dió un paseo junto a Mozart y Beethoven, pasó del punk hasta el mínimal techno más elegante, divertido y trasgresor,  dejándonos un buenísimo sabor de boca como aperitivo final previo, a la jornada del día siguiente.

Jornada en la que se estrenaba la sesión de día del 981, el OFF 981. Igual que el Pre981, se celebró en el Jardín y en el Hall del Museo MACUF de Unión Fenosa. Dos escenarios y una programación variada con Cluster,  , We Love,  Kyle Hall, Dels,  Luke Abbott, Beak>, Detachments y Moritz Von Oswald Trio.

Destacaron sin duda, Moritz Von Oswald Trio. Bajo la dirección de Moritz Von Oswald, el buen hacer de Max Loderbauer y Vladislav Delay que había creado y recopilado los elementos más extraños para la percusión, sonando increíblemente bien. Un actuación rozando la experiencia más mística y extrasensorial, que quizá se hubiera disfrutado más en un entorno más íntimo y acogedor que el Hall del Macuf. Pero aún así nos llegó de lleno, la magia de este atrevido y acertadísimo proyecto de este trío de ases. Y de las melodías más oníricas pasamos despertando de golpe, como si sonara derrepente el despertador con  la gran revelación de la noche: We Love. El nuevo as en la manga del sello de Ellen Allien, el duo italiano hizo las delicias de los allí presentes con su puesta en escena retro espacial. Electropop “syntético”, partes vocales en directo y despliegue de instrumentos desde la guitarra eléctrica hasta el theremin… increíble…así el éxito estuvo asegurado y fué rotundo.

Ellos fueron los destacados en cuanto a la programación electrónica de la tarde, la medalla de honor dentro de la programación Indie, se la llevaron Beak. La nueva banda formada por los TRES de Bristol: Billy Fuller (Fuzz Against Junk), Matt Willians (Team Brick) Y Geoff Barrow, de nuestros venerados (Portishead). Quizá esperábamos que este nuevo proyecto en el que está inmerso Geoff Barrow, tuviera algo más que ver con Portishead, pero no fué así. Quizá tenía algo en común con la parte más oscura del último álbum de los padres del trip hop, pero ninguna similitud más.  Se comieron el escenario con la densidad acústica más oscura y psicodélica que a veces peligraba de caer en lo lineal, algo que salvaron con creces en la recta final de su directo. Una experiencia más verlos, aunque una pena que el sonido saturara en exceso en algunos momentos.

Los londinenses Detachments venían con “carta de recomendación”, nada más y nada menos que firmada por Peter Hook de New Order. Su actuación comenzó con poquito público y perdió un protagonismo merecido; pero la mayoría de los asistentes habían hecho su elección previa. Dirigiéndose o bien a fumar o bien, a bailar con los ritmos procedentes del archi clásico sonido Detroit que se ha caracterizado siempre por el juego de efectos, que  Kyle Hall, manejó a la perfección.

Finalmente, Dels llegó para cerrar con su actuación el escenario Son Estrella Galicia, a quien no tuvimos oportunidad de ver ya que teníamos el tiempo justito para recargar energías con una buena cena; y más que justito! ya que cuando llegamos al Playa Club para ahora sí, el 981 de toda la vida, el de por la noche, ya estaba avanzada la sesión de Giles Peterson. Que sí, que ha sido y será un pionero en el tema de la fusión, que ha apadrinado a grandes nombres con mayúscula dentro de la escena electrónica, el jazz o el funky….que nos hizo gracia  cuando la sesión derivaba hacia los ritmos mas latinos, que pensamos que sería un guiño y retomaría de nuevo las riendas de su set, pero fué a más y por ahí casi que no pasamos y es que… ¿poner reggaeton en un 981? Fué el momento de oir aquello de “No sigues con nosotros, puedes abandonar la sala” y así fué, abandonamos el Escenario Xacobeo a ritmo de “Perrea, perrea….” para disfrutar al bajar a la discoteca de Naive New Beater, saltándonos el set de Roska, pero para nuestra desilusión ya había finalizado la actuación de los franceses, una lástima ya que venían avalados por una buena crítica. Pero el Show debe continuar, y así lo hizo con los incombustibles Crystal Fighters. Procedentes de Navarra pero adoptados por Londres y reconvertidos en cuarteto, ofrecieron todo un derroche de energía casi psicotrónica mezclando la electrónica, con la percusión más tribal, los loops y el indie más psicodélico. Los creadores del I Love London respondieron con creces a lo que su público esperaba de ellos…locura total….convirtiéndose en la nota más colorista del festival.

Era el momento, de cambiar de estilo y género y de pasarnos por La Boite para ver qué se contaba Martin Buttrich y se contaba mucho, ya que venía de estreno y presentaba su primer álbum en solitario “Crash Test“. La verdad es que no nos sorprendió mucho, hicimos los honores, y cuando vimos que abandonaba su parte más techno house para centrarse más en el techno supimos que era la hora para decidir ¿Hudson Mohawke? o ¿Who Made Who?…

Ganaron Who Made Who, y ganaron en todos los sentidos, convirtiéndose en una de las actuaciones estrella de la noche. Con su aparente ” seriedad y formalidad” encubierta se ganaron a todo el público, que en su actuación fue overbooking total. Comunicativos a su manera, fueron muy cercanos y no dejaron que decayera el ritmo ni un instante. Rock en estado puro aderezado con algo de electrónica, resultando una mezcla perfecta. El momento álgido de su actuación fue  su grito de guerra coreado por todos !Who Made Who! y la inagotable, incaducable y convulsiva Satisfaction, el Playa vibraba con el calor más incadescente de la fría dinamarca. Todo un lujazo verlos en directo, de lo mejorcito de la noche. Chapeau!

Y llegó el momento que más esperabamos, tras ver los últimos coletazos de Theo Parris en La Boite, subíamos a deleitarnos con Oliver Huntemann. De primeras nos encontramos con un sonido no muy elevado lo cual impedía disfrutar la esencia de la sesión, y de segundas nos encontramos con una sesión divertida de techno house, que fué bastante lineal. Esperabamos más de su sonido más característico, esperabamos al Oliver Huntemman en son de guerra, y nos encontramos a su vertiente más “tranquila” que no tiene mucho que ver con sus producciones y su estilo personal. En definitiva un Oliver Huntemann que sí, nos hizo bailar, pero al cual vimos diplomático, demasiado diplomático. Esperabamos más…

The Juan Maclean, avalado por la crítica internacional dentro de la escena electrónica y disputado por los mejores clubs del mundo, nos dió la sensación de estar presenciando en directo aquello de “mucho ruido y pocas nueces” . Lineal, correcto sin más, sin pena ni gloria…Finalizado su set, y para sorpresa del personal, al menos de la mía, Grobas, uno de los djs más representativos de la escena coruñesa, tomó el relevo y muy inspirado, quizá mucho más que algunos de los grandes nombres que habíamos visto desfilar por todos los sets del festival, hizo bailar a los allí presentes, hasta altas horas de la madrugada.

Terminada una edición más del 981, el festival por excelencia en Coruña, y van 6. Hacemos balance y en cuanto a la música electrónica, quizá ha sido más floja que en ediciones anteriores, de las que salieron sesiones gloriosas que todavía están en nuestros recuerdos. Esperábamos más de algunos nombres como ya hemos comentado, quizá porque cuando vas a un festival, esperas que te sorprendan, que lo den todo. Ya se sabe que hay que gente que paga sólo por ver un nombre, pero otros pagan para ver algo más; y esperan que sea un live o una sesión inolvidable y única, y no, sentir aunque sea por un instante, que te están tomando el pelo…y en algún momento, tuvimos esa sensación…De todo el festival nos quedamos en la retina, sin dudarlo con We Love y Jackson! En cuanto a la parte más indietrónica y Rockera sí que cumplieron todas las expectativa con creces, dejando el listón muy, pero que muy alto para ediciones venideras.

En definitiva, toda una sexta edición cargada de estrenos más que acertados como el Pre981 y el Off 981. Una edición que como anunciaba, cumplió los nuevos caminos a los que se dirige el festival, caminos compartidos casi a partes iguales por la electrónica, el indie y el rock, con las consiguientes críticas de los amantes de la electrónica. Pero ya se sabe, para gustos, los colores… y al fin y al cabo, de eso se trata de la versatilidad, de evolucionar…esperamos impacientes la 7ª edición!

3 comentarios a “981 Festival A Coruña 2010 Crónica”

  1. #1 » NachoDuff dijo el 21/10/10 a las 6:04 pm:

    el show de Parrish es impagable… una pena que no se den más detalles en la review… pero ya se sabe, la omnipresencia aun no ha sido inventada…

  2. #2 »   We Love – We Love (2010, Bpitch Control) | Mixside dijo el 29/10/10 a las 12:49 pm:

    […] mis compañeros de Mixside nos contaban con detalle lo que ocurrió en el pasado festival 981 durante la actuación de We Love, el ultimo as en la manga del sello berlinés Bpitch Control y de […]

  3. […] mis compañeros de Mixside nos contaban con detalle lo que ocurrió en el pasado festival 981 durante la actuación de We Love, el ultimo as en la manga del sello berlinés Bpitch Control y de […]

Deja un comentario