Música Electrónica - Mixside.com




No estás conectado. Inicia sesión o regístrate.

Crónica Aquasella 2010 (Sábado, 7 de Agosto)

Publicado: 25/08/2010

Crónicas

Autor:

Relacionado: , , , , , , , , , , , .

Comentarios: ¡Ninguno todavía! » Deja tu comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

El cartel del sábado, o por lo menos la ruta que diseñamos de acuerdo a nuestras preferencias y que cumplimos a raja tabla, se podría definir como de techno con clase, añejo, de reserva, del que toca el alma a la vez que te golpea en la frente. Un techno mezclado por maestros, por leyendas vivas de la electrónica de ambos lados del Atlántico. Robert Hood, Surgeon, Scan 7 y Oscar Mulero de nuevo, aunque esta vez bajo su más que interesante alias Dr. Smoke. Cuatro actuaciones que nos llevaron a descartar ver a gente como Dubfire, Sven Vath, Vitalic, Lovebirds, Jimpster, Milton Jackson o Shur-I-Khan. Y lo cierto es que no me arrepiento de ninguna de las elecciones.

Cuando llegamos a la zona La Real, que el día anterior había estado ocupada por el sonido Schranz, nos dimos cuenta de que algo no iba bien. Dr. Smoke acababa de empezar su set y el sonido fallaba. El crepiteo de uno de los altavoces se convirtió en algo más que molesto, pero la experiencia de Oscar se sirvió, seguramente con algo de ayuda de los técnicos de sonido, para reavivar a un soundsystem moribundo. Mulero sacrificó muchos decibelios en su sesión para ello, demostrando gran clase y compañerismo, pasándole a Robert Hood, el dj que le relevó, un sonido mucho mejor que con el que se había encontrado. La sesión de Dr. Smoke estuvo muy bien llevada y tuvo grandes momentos como cuando dejó sonar a Kraftwerk o AFX. Era la primera vez que disfrutaba de Oscar como el doctor del humo y, pese a los problemas técnicos, me dejó encantado. Al igual que haría esa leyenda viva que es Robert Hood.

El maestro de Detroit nos dedicó un set prácticamente perfecto, estructurado, compacto, sin fisuras, como realizado por un autómata. Sonó mucha producción propia, temas de su último LP como ‘Omega’,  que sirvió para darle un tono más contundente a la atmósfera que estaba creando y, una vez en el clímax, tiró de repertorio de clásicos, seleccionados con paladar exquisito… ‘Tour de France’ de Kraftwerk nos devolvió a los orígenes, ‘Blue Monday’ provocó el delirio y un tema del que no conozco el nombre, aunque me encantaría, cargado de soul y funk sirvió para cerrar un set memorable. Mr. Hood dejó bien claro en que consiste el arte de pinchar.

Y el relevo era entonces para el Cirujano, desde Birmingham, el señor Surgeon nos trajo un set para el que se cubrió tras su laptop y algún software de mezclar, desconozco si usa Ableton, Serato o Traktor. El cualquier caso, se marcó un set sin fallos, lógico gracias a las facilidades del software, de corte bastante experimental y psicodélico y con grandes líneas de bajo con las que el soundsystem no pudó y volvío a fallar. El set de Surgeon se vio muy perjudicado de nuevo por los fallos en el sistema de sonido, aunque su selección musical tampoco fue la que yo me esperaba. Algo decepcionante el cirujano… aunque seguro que algo tuvo que ver el increíble set que le precedió.

Finalmente, nos dirigimos hacia el Open Air, donde en poco tiempo comenzaría su directo Scan 7. Pero antes tuvimos que aguantar una soporífera media hora de Sven Vath, quien además de dejar los platos un rato más tarde de lo que le correspondía, se dedicó a hacer el payaso, algo nada raro en él, bajo y subiendo el fader, cortándo la música y destrozando un tema para el cierro como es ‘Disco Route’ de Legowelt. No es que me sorprendiese el payaso de Sven, pero esta vez ha rozado lo patético y parece que seguirá así. Se le acababan los temas, pero es igual, Sven no es un payaso tradicional, es él el que se ríe de la gente. Algo que tampoco es nuevo, pero cuando técnica y selección musical fallan tan claramente, entonces el edificio entero se viene abajo y pocos argumentos quedan en su defensa.

Cogió los mandos Scan 7, del que solo apareció uno de sus miembros. Primera decepción. Después comenzó empuñando el micro y apelando al público con un más que desafortunado ‘Spain, World Champions’. Personalmente, prefiero el más malo de los beats que ese sin sentido, si esa era la mejor manera de ganarse al público… Después sacó de artillería en un directo contundente, apto para muy pocos, donde demostró la rebeldía y el sentido de Detroit que caracteriza a la generación de Underground Resistance, aunque estaba cojo. Le faltaba el resto del equipo y eso se notaba. Estoy seguro que dio lo mejor de sí, esta gente vive la música como nadie, pero aún así el resultado fue algo insulso y, por momentos, carente de mucha lógica, como cuando empezó a juguetear con el pitch de arriba para abajo de una forma incomprensible.

Scan 7 fue el encargado de cerrar nuestra visita al Aquasella 2010, aunque aún estaban por venir las actuaciones de Ben Sims, a quien no vimos por cansancio y el insalubre ambiente de la Open Air a esas horas, The Advent que hacía un directo en la zona La Real con los problemas técnicos de sonido tampoco nos convencía, mientras que en el escenario Carlberg, por donde esa noche había pasado la gente de Freerange o Agoria, el encargado del cierre sería Richi Risco. Nada lo suficientemente tentador como para aguantar otras dos horas…

En resumen, un buen regreso al Aquasella, con sus grandes momentos y sus pequeños inconvenientes. Musicalmente, el sábado fue el día de Robert Hood, a quien le siguió Dr. Smoke y Surgeon en mi ranking personal. Esperemos que los problemas técnicos y el sonido terminen por mejorar en las próximas ediciones y Aquasella se reafirmará como todo un referente para la escena del Norte.

Crónica Aquasella 2010 Viernes, 6 de Agosto

Deja un comentario