Música Electrónica - Mixside.com




No estás conectado. Inicia sesión o regístrate.

Crónica: Eólica 2008

Publicado: 10/07/2008

Crónicas

Autor:

Relacionado: , , , , , , .

Comentarios: ¡Ninguno todavía! » Deja tu comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Este fin de semana en Tenerife se pudo disfrutar del festival de más envergadura de canarias. La edición del 2008 traía como novedad la división del festival en dos días; una propuesta arriesgada que dio buenos frutos; consiguiendo entre los dos días reunir un inmenso número de gente. El festival eólica se ha convertido actualmente en el referente de muchos canarios, que atraídos por el calor del sur y las ganas de bailar dan el pistoletazo de salida a un verano cargado de fiestas. Si a estas ganas le sumas la variedad de estilos que se pueden escuchar en el festival, consigues una mezcla heterogénea de publico capaz de convivir durante una noche especial bajo los molinos de viento. Durante 6 años hemos presenciado un notable crecimiento del festival y este año aun más. Han pulido bastantes problemas debidos a un reducido parque eólico consiguiendo entre otras cosas una mejora considerable del sonido y una colocación adecuada de los escenarios.

La noche del viernes condenso todo el espectáculo en el escenario Cartón stage. Mi único propósito para esta noche era poder disfrutar de el directo de Asían dub foundation pero vaya sorpresa que me lleve. Actuaciones como el sorprendente momento de Zuco 103 no lo cambiaria por nada esa noche. En una fusión de la acogedora música brasileña y el frió sonido del sintetizador transmiten una sensación de baile que contagio a todos los asistentes en un suave contoneo. A esto se le une la gran voz y el carisma de Lilian Vieira, logro conectar muy bien con el público que agradeció al final de la actuación con unos merecidos aplausos. Y con un pequeño retraso se dio paso al directo contundente de Asian Dub Foundation. Comenzando con un Are you ready? se pudo disfrutar de canciones míticas como Buzzin, A fortress europe o el esperado por todos los asistentes Fly over. Un directo caótico y frenético donde el público estaba entregado a un baile violento -del que logre escapar- cerca del escenario. La única pega podría ser el corto tiempo del show pero aun así fue un concierto único y del que pocos podrán olvidarse. A continuación y debido a un cambio de horarios actuó Morodo. Este rapero de Madrid usa sus habilidades con el micro para hacer un reggae que a pesar de que la gente respondió bien lo considere muy flojo e inadecuado para una continuación del concierto de ADF. Y para colofón final y deleite de los amantes de la música étnica y diferente se pudo disfrutar de un set fuera de lo común a través de uno de los componentes de aquel grupo llamado Fundamental; Wattsriots. Una hora de sesión plagada de sonidos étnicos, breaks y sorpresas como trozos de chistes. Un cóctel divertido y extravagante que la gente no llego a entender.

Después de este aperitivo quedaba el plato fuerte y el sábado se presentaba largo y con ganas de vivir intensamente. Durante todo el día en el parque eólico se pudo disfrutar de talleres, charlas y exposiciones donde se difundía el mensaje ecológico del festival. A media tarde comenzaba el espectáculo con artistas canarios como Drummer o José armas que demostraron una capacidad asombrosa para hacer bailar a la poca gente que se encontraba en el festival en esos momentos. Mi objetivo era la de poder  disfrutar del atardecer mientras escuchaba a Osunlade en el escenario Organic. El dueño de Yoruba hizo un set mágico, desarrollando antes de anochecer una música relajada cargada de dub y demostrando porque su sello es uno de los mejores del mundo. Una música llena de fusiones que se transformaron a la noche en ritmos más bailables como el Mr. president. En estos momentos se disfrutaba de un house con claros guiños hacia la ciudad de Chicago creando una atmósfera única y llegando al clímax con una versión de plástico de Rubén Blades que hizo a todos los asistentes levantar las manos. Ya a las 23:00 comenzaba el otro plato fuerte de la noche, en el escenario Master at work presagiaba con can you feel it? una noche especial repleta de un house de lujo. El comienzo fue fabuloso y seguidamente pudimos escuchar temas de Robert Owens o la maravillosa voz de india. Pero todo esto fue un espejismo y con una habilidad increíble transformaron su show en una formula de electro house, tech house y temas bastante odiosos. Lo considere un repertorio radiofórmula decepcionante. Mi teoría es que el público no respondió al comienzo de su sesión y como buenos profesionales que son animaron a la masa con una selección de ritmos electros. Para mi solo llegaron a demostrar profesionalidad y una técnica impecable. No acabe de escuchar su sesión y decidí dejar de lado un poco el house y desplazarme a un “mini” escenario improvisado que había montado una tienda de sonido, al cual habían invitado a Rubén Llaneza. Uno de los dj´s con mejores técnicas y gusto de canarias. Este dj siempre se ha identificado con el techno en su estado más puro y volvió a demostrar esa noche que sigue siendo uno de los mejores, llenando un carpa de un público entregado a temas míticos como el Jaguar, Spastik o temas de Joey Bletram o Dave clarke. Después de este punto de inflexión retomamos la senda del house y nos dirigimos de nuevo al escenario organic, donde ya había comenzado Ame. Me sorprendí cuando solo observe a un componente; Frank. De todas maneras demostró lo que significa Ame y su actuación como embajador del sello Innervisions fue simplemente brillante. Pelos de punta ante ritmos 4×4 con olor a Chicago cargados de mucho groove, como la remezcla de Second principles. Sonaron gran cantidad de temas suyos como el Engoli o el Phuture bound. Un repertorio al que le sumamos temas de Dixon y Schwarz. Un momento único considerado para mí lo mejor del festival. Y para cerrar el Eólica me dirigí a ver el cierre de Andre galluzi en el escenario cristal. Allí me encontré con una música aburrida y monótona característica por una línea de bajos. Un cierre de festival un tanto flojo pero que aun así no me estropeo lo vivido con Ame.

Un público que en líneas generales no salió decepcionado del Eólica, gracias entre otras cosas a la gran actuación de Juliette and The Licks o a la sesión de Nic Fanciulli.

No acabo esta crónica sin antes mencionar la falta de vergüenza de Luciano. Artista al que gracias a su embriaguez de poder y egoísmo decide a ultima hora no asistir al festival por que no le da la gana. Momentos que la organización supo cubrir bien demostrando seriedad y profesionalidad ante un publico exigente. En general este festival ha sido un gran paso hacia delante, demostrando que aquí en canarias también sabemos montarnoslo bien y  actualmente tiene un cartel que puede llegar a ser bastante competitivo. Un sobresaliente a este formato ecológico de festival y enhorabuena a una organización que se ha currado un festival en condiciones.

Nos veremos el próximo año.

http://www.eolica.es/

 

Deja un comentario