Música Electrónica - Mixside.com




No estás conectado. Inicia sesión o regístrate.

Crónica: Lunatika Festival @t Row 14 (14/08/2011)

Publicado: 15/08/2011

Crónicas, Eventos

Autor:

Relacionado: , , , , , , , , .

Comentarios: 1 comentario » Deja tu comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Son muchos los clubbers que aprovechan fechas tan señaladas como la del pasado puente del 15 de Agosto, para visitar algunos de los puntos clave del clubbing nacional, y aunque muchos se deciden por alguna de las muchas propuestas que ofrece la manida Isla Blanca, este pasado fin de semana la sala que cortaba el bacalao, era el Row 14, situado en la localidad barcelonesa de Villadecans, con un fin de semana que comenzaba con el Lunatika Festival, un evento con un line up que podría sonrojar a muchas de las principales fiestas que proponen regularmente en las salas ibicencas.

Por supuesto, Mixside, no podía faltar a esta cita y allí que estábamos, ante un numeroso público totalmente entregado ante las enseñanzas del maestro Laurent Garnier que iba a monopolizar las primeras cinco horas del evento, con su show LBS (Laurent, Benjamin y Scan X), hasta que comenzara la sesión matinal Elrow.

El Monsieur nos dio, como no podía ser de otro modo, una lección de buen gusto musical aunque muy bailable, basándose en un tech house festivo y unos toque de techno Detroit; mientras que Scan X, al mando de las programaciones y los efectos, y Benjamin Rippert sin su saxo, pero demostrando su pericia ante los teclados, aparecían en escena e vez en cuando para convertir el divertido set en un efectivo live donde dejo sonar hits de la talla de Back To My Roots, en su versión mas technera, el Gnanmankoudji, el It’s Just Musik o por supuesto, ese par de hits que son The Man With The Red Face, sin saxo pero tremendamente efectivo en la parte orgánica, o el Crispy Bacon, con el que jugó para extenderlo ad infinitum y convertirlo en un track totalmente diferente en su tramo final, aunque la curiosidad surgió cuando se dec decidieron a homenajear los acordes del Behind The Wheel de Depeche Mode, algo que nos dejó gratamente sorprendidos a muchos de los allí presentes.

Por en medio, se dejo sonar temas tan socorridos como el Minus de Robert Hood, el Timming de Guy Guerber, el Pacific State de 808 State o incluso el The Bells de Jeff Mills o hits algo mas pasteleros e inesperados como el Gimme Five de Alex Kenji, todo ello en un set que comenzó con un tech house groovero, con paréntesis old school a lo Steve Silk Hurley, que alternaba con tech funk detroitniano, retazos de high energy, filigranas ácidas y una segunda parte donde un techno oscuro y contundente empezó a retumbar en la sala para acabar con unos sonidos envolventes y bailables.

Estas cinco horas, que se hicieron muy cortas, dieron paso a la segunda parte del festival, la que tendría lugar en el Row Air, la Terraza de Row 14 y que se convertía en el escenario principal de la sesión matinal, con unos invitados de excepción.

Esta tanda la iniciaba el galo Okain, que nos ofreció un set de tech house de corte deep y fresco, muy acorde con el horario y el escenario donde estaba siendo llevado a cabo, con unos sonidos plagados de soulful y groove, que hacían que la audiencia se comprometiese a fondo con las melodías que dejaba sonar este dj y productor.

Tras este, le tocaba el turno al norteamericano Jerome Sydenham que traia una maleta cargada de ritmos contundentes pero sin renunciar a la elegancia, dos elementos que siempre han caracterizado sus excelentes producciones y que ahora comprobaríamos su también se pueden transpolar a sus sets.

Y la verdad es que el artista hizo honor a su fama, empezando con tech house elegante y bailable, manteniendo la línea de continuidad con su predecesor en cabina, pero enseguida empezó a derivar hacía el techno mas contundencia y con continuas alusiones al sonido Detroi, con momentos tan bestiales como cuando dejo sonar el remix que ha realizado del Innocuous Clouds de Technasia o ese eterno clásico que es Strings Of Life de Rhythym Is Rhythym, sempiterno proyecto del maestro Derrick May.

El siguiente en hacer acto de aparición en cabina fue el esperado Paul Ritch, cuyos lives nunca cansan a la audiencia, por mucho que el último de ellos aún siga reciente en nuestra memoria. Sin embargo, la actuación del francés volvió a sonar como si de algo nuevo tratase, a pesar de que volvieran a sonar hits como Split, Common Sense, Shake It o Carramba, pero que no suponían impedimento para que todos los allí congregados dejáramos de bailar ni un segundo.

Y para cerrar, nada mejor que la actuación del británico Gary Beck que puso la guinda más dura de la velada en forma de live donde se decidió por obsequiarnos con lo más contundente de su repertorio, sin hacer ascos a su lado más oscuro, como cuando sonó su Egoist, ni tampoco a su faceta más divertida, como cuando soltó trallazos como Askaig, Yes, Say What, Fereneze o la remezcla que ha hecho del Pollinator de Miki Litvak.

Cuando parecía que la cosa había llegado a su fin, Beck nos obsequio con un mini set de cierre, comenzando con el Hear Me Out que ha facturado junto a Nic Fanciulli, para continuar con sonidos clásicos sacados del repertorio de Reesee Project o el How’s Your Evening So Far de Josh Wink y Lil’Louis.

Agotados, tras estas cinco increíbles actuaciones, nos retiramos del evento, con un más que buen sabor de boca y es que pocas veces todos los artistas de un mismo evento dejaban un pabellón tan alto. Un diez para todos ellos, pero también para el público asistente que con su alegría y compenetración hicieron de la fiesta, un momento inolvidable; que no tenía nada que envidiar a las célebre fiestas ibicencas.

1 comentario a “Crónica: Lunatika Festival @t Row 14 (14/08/2011)”

  1. […] conseguido en esta misma plataforma con su Navigator EP, trabajo avalado por artistas de la talla de Laurent Garnier, Kenny Larkin o […]

Deja un comentario