Música Electrónica - Mixside.com




No estás conectado. Inicia sesión o regístrate.

Crónica: Rhythm & Sound. (La Sal. Arenys de Mar. 19/7/08)

Publicado: 20/07/2008

Crónicas

Autor:

Relacionado: , , .

Comentarios: ¡Ninguno todavía! » Deja tu comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

La noche del 19 de Julio, tenía un acontecimiento muy especial en la provincia de Barcelona. Concretamente en la población costera de Arenys de Mar, donde recientemente el chiringuito por excelencia «La Sal», estrenaba este año nueva ubicación, abandonando la playa de Mataró para establecerse un poco más al norte.

Allí tuvo cita ayer noche una actuación de las que bien merece coger el coche y cascarse los 30 minutos que hay desde Barcelona hasta Arenys. Me estoy refiriendo a los enormes Rhythm & Sound, que en este caso estavieron formados por Mark Ernestus (el 50 % de proyectos como Maurizio o Basic Channel junto a su compañero de fatigas Moritz Von Oswald), y por Paul St. Hilaire a.k.a Tikiman.

Primero de todo destacar la nueva ubicación de La Sal. Ubicada en la enorme playa del Cavaió, el chiringuito ofrecía una decoración muy similar a la que tenía cuando se hallaba en Mataró. Mesas y sillas de madera en la arenita con velas y antorchas que adornaban una noche cálida y agradable.

Al llegar, sobre las 0:30 h, ya estaba Tikiman micrófono en mano ofreciendo sus cantos a lo más «roots reggae». El caribeño afincado en Berlín fue acompañando vocalmente a los temas que Mark Ernestus iba pinchando con su Laptob.

Al hacernos con nuestras cervecitas, rápidamente tuvimos suerte y pudimos sentarnos en unas sillas de una gente que decidía marcharse en ese momento y así poder disfrutar del set que básicamente fue encaminado en vertientes reggae y dub. Sonaron clásicos de pioneros de éstos géneros como son Sly & Robbie y del gran maestro King Tubby. No faltaron tampoco algunas referencias del sello especializado Burial Mix y de los propios Rhythm & Sound y algún otro tema, como el que encantó a mi amigo Simon: «One step forward» de Max Romeo & Lee Perry. Los bajos profundos y los ritmos jamaicanos se apoderaron de la pequeña pista de la Sal, y la gente que estaba sentada, poco a poco se iba levantando para pegarse un festival reggae en toda regla, bailando sin cesar y acompañando a Paul St. Hilaire en su velada, al que cada vez se le veía más contento.

Noche muy especial que dejó en nosotros un muy buen sabor de boca. La ocasión lo requería, claro está.

Deja un comentario