Música Electrónica - Mixside.com




No estás conectado. Inicia sesión o regístrate.

Crónica: Sónar XX Aniversario – Viernes Día

Publicado: 17/06/2013

Crónicas, Eventos

Autor:

Relacionado: , , , , , , , , , .

Comentarios: 1 comentario » Deja tu comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAntes de comenzar el repaso a los artistas que pudimos ver en la edición diurna del viernes, debemos hacer un hincapié en el nuevo espacio Sónar+D, destinado a fomentar las nuevas tecnologías y donde tenían cabida elementos como las impresoras 3d, las programadoras de música, pantallas interactivas, e incluso un sintetizador modular que cada uno puede adaptárselo a sus necesidades y gustos, sin olvidarnos de aplicaciones tan dudosamente practicas como una ambulancia que el lugar de emitir la clásica sirena, dejaba salir música de baile a todo volumen. A destacar el simpático robot Sónar, el taller de computing o el Music Hack Day, presentado por la Universidad Pompeu i Fabra, y donde se efectuaban conferencias y demos de jugosas novedades para producción musical. Dicho esto, vayamos a los artistas que actuaron en este viernes día.

Za!: La banda barcelonesa, integrada por los irreverentes Papa DuPau y Spazzfrica Ehd, dieron buena cuenta, durante su directo de un pop inclasificable y gamberro, esta vez con la excusa de su ultimo y estupendo disco Wananani, que desde aquí recomiendo encarecidamente. La improvisación, la amalgama sonora, moviéndose entre el jazz, el metal o los ritmos africanos, y la locura escénica se adueñaron del escenario de Sónar Hall, dejando a la audiencia allí congregada en estado de shock permanente por lo que acababan de vivir en esos momentos.

La Bien Querida: Pocos se imaginarían ver a la banda liderada por Ana Fernandez-Villaverde en el line up del Sónar, pero su acercamiento al sonido de New Order, Kraftwerk o los heraldos cósmicos del krautrock alemán, en su último disco, el recomendable Ceremonia, ha hecho que la bilbaína y su banda tuvieran un sitio dentro del Sónar Village. Y es que temas tan pegadizos como Arenas Movedizas, Aurora, Carnaval, Los Picos de Europa o sobre todo, ese hit que es Hechizera, daban mucho de sí en ese entorno; e incluso se agradece la inclusión de antiguos temas de su pasado menos sofisticado pero remozados con sus nuevas aproximaciones, llegando a emplear el Trans Europe Express de Kraftwerk para remozar alguno de ellos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAChristeene: Parece que en esta jornada, la irreverencia iba a marcar la primera recta del Sónar Hall, y es que tras los Za!, le tocaba el turno al norteamericano Christeene, toda una autentica trash queen, producto del fenómeno viral y que nos presento una puesta en escena, marcadamente sucia, sexual y, por qué no, obscena, no apta para mentes sensibles. A  la cita no faltaron T.Gravel y C.Baby, sus Boyz-Slavers, ni el dj-productor JJ Booya encargado de poner el trasfondo entre rave, ebm e industrial combinado con hip hop arrabalero, a temas tan explícitos como Fix My Dick. Por un momento esta Divine del siglo XXI convirtió el Sónar Hall en un cuarto oscuro de proporciones épicas, y en un muestrario de bultos, nalgas sudorosas y orificios poco ortodoxos. Mas de uno necesitará una buena dosis de psiquiatra después de presenciar esta actuación.

Sísy Ey: Mientras la parte del público gay aficionado al sexo sucio y bondage, abarrotaba el Sónar Hall, la otra parte, más refinada y hedonista, invadía el Sónar Village para disfrutar de las que pueden convertirse en las nuevas estrellas del pop mas housy y bailable, el de estas preciosas islandesas, que rodeadas de un halo de sensualidad y diversión a partes iguales, abarrotaron el espacio del Village con divertidos y bailongos sonidos, un house pop pistero pero cálido y musical, muy representado en uno de sus pocos temas, el adictivo Ain’t Got Nobody.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAtom TM: Comenzaba el showcase de Raster Noton con el live de este polifacético, y esquizofrénico, artista, que presentaba esa maravilla de disco llamada HD. ¿Y qué decir del antes conocido como Sr. Coconut? Pues que nos hizo participes de una maravilla de directo, de los que hacen historia, emulando por momentos a sus adorados, Kraftwerk y acompañado de unos visuales de altura, sincronizados con cada uno de los temas que el alemán dejaba sonar. Y es que es difícil resistirse a piezas como Strom, The Sound Of Decay, Stop (Imperialist Pop), Empty o ese final apoteósico al ritmo del poderoso Ich Bin Meine Man Maschine. Un live para recordar y que demuestra porque estamos ante uno de los discos del año.

Matthew Herbert DJ Set: Que el señor Herbert es un maestro y un genio de la electrónica no le cabe la menor duda a nadie, y que sus sesiones son de todo menos predecibles es otra verdad como un templo, y en esta ocasión no lo fue menos, ofreciéndonos un set contagiado por el ambiente festivo del Sónar Village; y en el que predominaba el baile y la contundencia, tirando de tech house engordado, techno colorista y acid house de viejo y nuevo cuño, dejando caer trallazos como el Video Clash de Lil’Louis. En la recta final suavizó el discurso y ya acudió a sus sonidos mas personales, pero el daño en la pista ya estaba hecho.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAJamie Lidell: Lo de este hombre es de otro planeta, un artista que lleva el genio en las venas y un autentico lujo poder verlo en directo, especialmente ahora que se ha trasladado al otro lado del charco. Con nuevo largo bajo el brazo, el Prince blanco venía con muchas ganas y lo dio todo en el escenario, sacando partido de su magistral voz, a la que modulaba según le convenía, e incluso jugaba con loops eternos, usando las maquinas para transformarla en pos del momento y de sus gustos, aunque es algo que no le hace falta, como demuestra con sus increíbles falsetes, sus múltiples registros, de los que hizo gala en esta actuación o su increíble capacidad para convertirse en beatbox humano, algo que también pudimos disfrutar en este directo. Desgranando su ultimo LP de cabo a rabo, pudimos disfrutar de pegadizos temas como I’m Selfish, You Know My Name, Blaming Something, Naked o What A Shame, pero dando tiempo a explayarse con estilos tan explosivos como el tech house old school o el dubstep enérgico, que se amoldaban perfectamente a su voz y a su carisma. Cuando parecía que se despedía con ese hit que es Big Love, nos sorprendió con un bis en forma de Multiply, uno de sus clásicos imperecederos y que llevo al público asistente al séptimo cielo y mas allá. Grande el señor Lidell.

Modeselektor DJs: Poco destacable del set de los Modeselektor para clausurar la jornada en el Sónar Village. Una sesión que fue de menos a más, en cuanto a contundencia y bpms, pero manteniendo la tónica habitual de su sonido. Durante un rato fueron enlazando sus tracks mas festivos, pero muy lejos queda de aquel potente live que vivimos el año pasado.

Y aquí tenéis la crónica de mi compañero Jordi Ares para Retromusica.

1 comentario a “Crónica: Sónar XX Aniversario – Viernes Día”

  1. […] « Crónica: Sónar XX Aniversario – Viernes Día […]

Deja un comentario