Música Electrónica - Mixside.com




No estás conectado. Inicia sesión o regístrate.

Crónica: Tercer Aniversario de Reset Club con Steve Bug

Publicado: 19/04/2008

Crónicas

Autor:

Relacionado: , .

Comentarios: ¡Ninguno todavía! » Deja tu comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Hace tres años, muy poca gente apostaba por la permanencia de un nuevo local en la capital maña, que apostaba por una programación arriesgada y de calidad, a través de unos sonidos innovadores como el electro, el mínimal o el nuevo house electrónico, algo impensable en una ciudad donde la mayor parte del público se deja guiar por las radioformulas y los sonidos más comerciales.

Sin embargo, aquí estamos, ya han pasado tres años y buena parte de esas voces, están ahora calladas, tras comprobar la progresión de este pequeño gran local llamado Reset Club, durante este trienio, demostrando que en Zaragoza había un público con una amplitud de miras mas allá de lo comercial y con inquietudes musicales, cuyo objetivo, en el fin de semana va mas allá de pasar un buen rato con los amigos y hablar con la guapa de turno.

Por la cabina de este club ya han pasado gente de la talla de Booka Shade, M.A.N.D.Y., Trentemoller, Dominik Eulberg, Gabriel Ananda, Martinez, Abe Duque, David Duriez, Akufen, Alex Under, Tadeo, la tropa Regular al completo, y muchos más nombres de la escena electrónica de calidad, lo que demuestra hacía donde pretende llegar el club.

Para su tercer aniversario no podía dejar de programar algo sorprendente y que hiciera las delicias del exigente público del local, y el artista elegido para dirigir la velada de tan magna noche fue, nada más y nada menos que el alemán Steve Bug, que vino a ofrecernos uno de sus elegantes a la par que divertidos sets.

Empezó, el residente Luso calentando la pista al ritmo de tech house elegante pero contundente, con momentos muy deep. La respuesta del público no se hizo esperar y, al poco rato, el local estaba repleto de enfervorecidos danzarines con ganas de escuchar buena música.

Tras el warm up de Luso, se puso a los platos el capo de Poker Flat, que, tras instalar su laptop, y toda la parafernalia que rodea al traktor scratch, herramienta con la que efectuó el set, siguió por la línea que dejó Luso, sin dejar de mezclar. Con una técnica impecable y un sonido magnifico, que hacia difícil imaginar que lo que estaba sonando aquella noche era música en formato mp3.

El house de calidad, con reminiscencias al sonido Chicago se entremezclaba con toques mas detroitnianos, toques que, poco a poco, fueron tomando el protagonismo del set.

Por allí se dejaron sonar temas como el Hide de Style Of Eye, el Gary de Alter Ego, remezclado por Carl Craig o un curioso remix tech house del clásico House Of God de DHS.

La verdad es que hay que admitir que hubo un predominio del groove y los ritmos más soul en el set, con algún giro hacia el acid house, algo que parecía no contentar a la vertiente más dura de la audiencia allí congregada que pedían a Steve, que diera un poco mas de guerra.

Y como Steve es un gran tío, que se adapta a todos los ambientes, hizo caso del respetable y empezó a otorgar contundencia a su set, a través de tech house altamente divertido y momentos Detroit que hicieron gozar al público allí congregado. Uno de los momentos clave, que casi hace que el local se viniera abajo, fue cuando sonó el Slastik de Plastikman, remezclado por Dubfire.

Tras un rato de baile desenfrenado, y ya casi al final del set, Steve bajo las revoluciones, pinchando un house muy deep pero con maravillosos toques detroitnianos, para cerrar con el Strings Of Life del maestro Derrick May, lo que llevó al publico al paroxismo general.

Aun le dio tiempo al alemán, a regalarnos un bis, antes de abandonar la mesa de mezclas, con un clásico acid cuyo nombre no pude recordar. Al final la sensación que dejó este gran DJ fue más que buena y el público le regalo con una ovación y multitud de aplausos.

Creo que no había mejor forma de celebrar un aniversario y esperemos que Reset Club nos siga regalando noches como esta durante tres años más.

Deja un comentario