Música Electrónica - Mixside.com




No estás conectado. Inicia sesión o regístrate.

Crónica Theo Parrish vs. Marcellus Pittman All Night Long @ Motion, Bristol (25.01.2013)

Publicado: 05/02/2013

Crónicas

Autor:

Relacionado: , , , , , , , , , , .

Comentarios: ¡Ninguno todavía! » Deja tu comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

379623_450043278398114_1517842927_nLa noche del 25 de Enero fue una de esas ocasiones especiales en la que todos los factores confluyen para dar lugar a una experiencia única e inolvidable, usando el significado de ambos adjetivos en su más exacta definición. Única porque, seguramente, no volveremos a disfrutar de un mano a mano entre dos artistas de la talla de Theo Parrish y Marcellus Pittman en una atmósfera íntima y deleitando al personal durante 7 horas con un viaje musical tan personal que es lo que de verdad convierte en inolvidable esta actuación. Hay DJ sets y DJ sets, y estos dos señores demostraron con que creces, como lo llevan haciendo durante toda su carrera, que lo suyo sí que es seleccionar y mezclar música.

Fue tal nuestra inmersión en la música de los de Detroit que apenas abandonamos The Tunnel (Motion) y eso que la propuesta era de lo más interesante. A escasos 50 metros, tras atravesar un warehouse convertido en una especie de circo / poblado que unía las dos salas, NY Stomp aka Gerd y Dixon (Innervsions) celebraban el aniversario de Just Jack, recientemente galardonado en los DJ Mag awards como la mejor noche House del Reino Unido durante el 2012. Pero como ya os hemos avanzado, no hubo tiempo para celebraciones, pues lo que ocurrió en The Tunnel fue de otro planeta.

Sin ningún tipo de aspavientos, más que los musicales, Parrish & Pittman se encargaron de llevar el dancefloor a su antojo. Mucha producción de Detroit y propia, algún guiño a productores europeos como Kink y decenas de tracks que se quedarán, anónimos, en el recuerdo de esa noche. Hubo tiempo también para clásicos de Marvin Gaye o Stevie Wonder u otros más electrónicos como “Liaison Dangereuses – Los Niños del Parque” o “Nitzer Ebb –  Joint in the chant”.

Sin embargo, lo más destacable de la noche es la “experiencia” y con ello me refiero a que más de uno en la pista de baile nos sentimos desligados a cualquier tiempo y lugar… Podríamos perfectamente encontrarnos en un Warehouse en Detroit hace diez años,  o en una épica tarde de domingo en Panorama Bar, Berlín. La esencia era esa y el sentimiento el mismo.

En la vida de un clubber hay momentos de duda y otros de re-afirmación. Este ha sido, sin duda, uno de los segundos. Una de esas noches mágicas, al más puro estilo de Lewis Carroll, en las que, al día siguiente, dudas de si ha sido un sueño o realidad.

Fotos: Ben Price

Deja un comentario