Música Electrónica - Mixside.com




No estás conectado. Inicia sesión o regístrate.

Historia del Monegros Desert Festival (4ª Parte)

Publicado: 17/05/2009

Crónicas

Autor:

Relacionado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

Comentarios: ¡Ninguno todavía! » Deja tu comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

festival-monegros1Seguimos repasando la historia de nuestra raverbena mas popular, el Monegros Desert Festival, y, si recordareis, la ultima vez nos quedamos con el sabor de boca que nos dejó la novena y exitosa, a la vez que desorganizada, edición que tuvo lugar en el 2003, y que llevó a la propia organización a replantearse la forma de llevar a cabo un festival que crecía de una forma tan vertiginosa y que cosechaba un éxito sin precedentes.

Y se aprovechó, que la edición del 2004 coincidía con el décimo aniversario del festival, para realizar los cambios mas drásticos de la historia del evento, comenzando por el mismísimo nombre, dejando de llamarse Groove Parade, para volver a los orígenes, denominándose Monegros Desert Festival, tal y como lo conocemos ahora.

Y el segundo, y revolucionario cambio, fue el de la aparición de una moneda única del festival, que hasta ahora operaba como otros festivales con enorme solera como Sonar o FIB, es decir, había que comprar vales, en las taquillas habilitadas especialmente para este menester, según lo que fueras a consumir, y luego canjearlos por las consumiciones en la barra. Pero el año anterior, y debido sobre todo al enorme colapso que se produjo en las taquillas, de decidió por adoptar una moneda única, el monegrino, equivalente a un euro, y que consiguió agilizar el tramite del pago en las barras y hacerlo mucho mas cómodo, tanto para el publico como para los propios camareros, y, además supuso la aparición de un nuevo souvenir, ya que fueron muchos los que conservaron una de estas curiosas monedas como recuerdo del festival, algo que ya se convertiría en tradición en años venideros.

Por otro lado, la organización aprendió de los errores de la edición anterior, y este año aumentó el número de entradas, y haciéndolo todo de forma más escalonada y organizada, con lo que los problemas que acusó el evento en 2003, desaparecieron totalmente, quedando este año como uno de los que mejor organizado estuvo.

Respecto al cartel de este décimo aniversario, hay que destacar que fue uno de los más variados y coloridos de toda la historia del festival, con permiso del que tuvo lugar un año después, algo conseguido sobre todo, gracias a la incorporación de nuevos escenarios, como el patrocinado por la marca de whisky White Label, que ayudaron a aumentar el numero de artistas presentes en el festival.

Y es que la cantidad de nombres de primer nivel que se dieron cita era impresionante, con cabezas de cartel de la talla de los belgas Front 242, que hicieron recordar los primeros tiempos de Florida 135, o djs como Kevin Saunderson, Dave Clarke, que tuvo doble actuación, con live y set electro al modo del que hizo para la serie de X Mixes, Richie Hawtin, Stacey Pullen, Slam, Miss Kittin, que empezaba a darse a conocer en solitario, tras dejar en stand by su proyecto con The Hacker, así como sets a cuatro manos, a cargo de Ben Sims y Mark Broom por un lado y Umek y Kanzyani, por otro, y primeras figuras de la talla de Adam Beyer, Marco Carola, DJ Rush, Michael Mayer, Oxia, Mistress Barbara, Christian Smith, Cristian Vogel, Superpitcher o Fixmer & McArthy, entre muchos otros, así como figuras nacionales de primer nivel de la talla de Oscar Mulero, Cristian Varela, Angel Molina, HD Substance, Tony Verdi o José Luis Magoya. También estaba programado un set del malogrado Sideral, pero su caída de cartel provocó que fuera sustituido por los British Morder Boys, el proyecto Birmingham integrado por Surgeon y Regis.

Este año también tuvo una importancia inusitada el house, con estrellas de ayer y de hoy, como Masters At Work, con Little Louie Vega haciendo doblete con su proyecto Elements Of Life, Tod Terry, Deep Dish, Silicon Soul, Swayzak o Ricardo Villalobos, entre otros.

Estilos como el hip hop y el drum and bass también ocuparon un lugar precedente, el primero con la presencia de uno de los padres del estilo, el gran Grandmaster Flash, además del acompañamiento de grandes figuras del rap nacional y el segundo, con la presencia del rey del jungle, el simpar Goldie, que vino en formato dj y acompañado de Mcs. Pero también hubo lugar para el dub, de mano de Mad Professor, el illbient, con su máximo representante, DJ Spooky o el trip hop, con DJ Vadim.

El éxito de este año fue total, casi 40000 personas bailaron al son de los ritmos del desierto, y eso, unido a una organización perfecta y unos cambios que no hicieron sino agilizar el evento, contribuyeron a ofrecernos el que fue uno de los años que mejor sabor de boca dejó a los asistentes.

Y un listón tan alto parecía difícil de superar, pero la edición del 2005 consiguió eso, y con creces, y es que esa fue la edición de los records, ya que fue la que mas artistas congregó y la que mas publico atrajo de toda su historia, superando, con creces, los cincuenta mil asistentes.

El increíble cartel volvía a apostar por la variedad de estilos, con un line up dispuesto a satisfacer todos los gustos, teniendo como cabezas de cartel a la formación hip hopera de Los Angeles, Cypress Hill y al elegante proyecto Thievery Corporation, así como la presencia de djs de la talla de Jeff Mills, Sven Vath, Richie Hawtin, Dave Clarke, Christian Smith, Pascal FEOS, Ben Sims, Marco Carola, Mistress Barbara, François K o Vitalic, entre otras estrellas internacionales, o nombres como Oscar Mulero, Cristian Varela bajo su alias mas tech housero Carlos Durán, D’Wachman, Jaumetic o el dj maño Carlos Hollers.

También hubo lugar para propuestas tan interesantes como Phuture 303, Octave One, James Holden, Nathan Fake, Zombie Nation, Alexander Kowalski, Der Dritte Raum, Matthew Jonson, tanto como dj como con su proyecto Cobblestone Jazz, Gucci Soundsystem, así como los warpianos Plaid, las irreverentes Chicks On Speed, el siempre elegante Dave Holmes, el trip hop de Howie B o el drum and bass de Photek, entre muchas otras sorpresas.

Un año más, el house volvio a tener un lugar predominante en el cartel del festival, con la presencia de primeras figuras de este estilo como Felix Da Housecat, Lil’ Louis, Ron Trent, Behrouz, el proyecto galo Superdiscount, integrado por Ettienne De Crecy, Alex Gopher y Julien Defauld o los nacionales Chus & Ceballos, con su Stereo Sound. Y se empezó a dar cierta importancia a la corriente mas dura del techno, representada por DJ Rush y los brasileños Pet Duo.

Sin dudas, estos dos primeros años como Monegros Desert Festival pueden ser considerados como los mejores de la historia del festival, tanto a nivel organizativo, como de público y, por supuesto, con unos careteles impresionantes, no superados hasta la fecha. En el siguiente repaso a la historia del festival, pondremos punto y final a esta interesante andadura.

Deja un comentario