Música Electrónica - Mixside.com




No estás conectado. Inicia sesión o regístrate.

Jori Hulkkonen – “Oh But I Am” (2015, My Favorite Robot).

Publicado: 29/09/2015

Albums, Discos

Autor:

Relacionado: , , .

Comentarios: ¡Ninguno todavía! » Deja tu comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Oh but i amEl veterano productor finlandés Jori Hulkkonen con más de veinte años en la escena de la música electrónica tras sus espaldas, es el encargado de presentarnos el última larga duración en el sello canadiense My Favorite Robot. “Oh but i Am” es el noveno álbum de estudio de Hulkkonen, después de haber editado otros lps en sellos tan destacados como Turbo o F Communications.

Ultimamente, a Jori Hulkkonen lo habíamos visto centrado en proyectos paralelos que incluyen a Sin Cos Tan, Third Culture y Nuclear Winter Garden. “Oh but I am” es el primer álbum desde el año 2009 con aquel “Man From Earth” (Turbo) y viene cargado de estilos tan diversos como el balearic, el italo disco y el synth pop de tintes ochenteros y el house añejo y con clase.

El álbum lo abre “Last Cut Is The Deepest” a base de deep house elegante adornado con una bassline muy sugerente. “Waiting Is All We Have”  apuesta por los rimos más balearic de dulces intenciones, al igual que la risueña “Four Step Program” que destila clase por los cuatro costados.

A base ritmos percusivos y juegos de voces entre profundas y celestiales llegamos a “Black Books”, donde el sonido de saxo se funde con espirales ácidas y tambores sugerentes de tempo lento.

“Quick To Judge, Slow To Execute” apuesta por los sonidos más cósmicos y “Capetown People” por los más hipnóticos aderezados por la 303 de turno.

Del deep house de ritmos cálidos en “Fall Hard” pasamos a los ritmos más fríos y oscuros con  “Songs of the Eastern World’ tema que apuesta por el house old school de aires melódicos y misteriosos.

Llegamos al momento synthpop del álbum con “Italian Love Affair” , pura melancolía ensoñadora para la pista de baile que nos lleva al pop ochentero y adrenalítico de “Ready player one”. 

Por último, el álbum lo despide “Exotica Memoirs” a base de electrónica etérea y sosegada.

Deja un comentario