Música Electrónica - Mixside.com




No estás conectado. Inicia sesión o regístrate.

Orbital – Orbital (1991, FFRR)

Publicado: 24/12/2008

Albums, Discos

Autor:

Relacionado: , , .

Comentarios: 2 comentarios » Deja tu comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Ahora que parece que se oyen rumores, que suenan cada vez mas a noticias reales, acerca de la resurrección de una de las formaciones electrónicas mas importantes de todos los tiempos, es decir, los antaño geniales Orbital, creo que es buen momento para recordar el que fue su álbum debut, un disco magnifico y que marcaría un antes y un después en la cultura del techno y la música de baile.

Tras esta formación británica se encuentran los hermanos Paul y Philip Hartnoll, que decidieron empezar a producir en plena ebullición de la onda rave británica, algo que se puede observar perfectamente en sus primeros trabajos.

Pero lo que les contribuyó a sacar este primer disco fue el éxito acaecido con su primer single, que en este próximo 2009 cumple veinte años, el genial Chime, convertido, casi sin pensarlo, en uno de los himnos de la cultura techno rave.

Es en 1991 cuando los hermanos deciden sacar este álbum de debut, de título homónimo al de la formación, aunque mas tarde sería conocido como The Green Album, para diferenciarlo de su segunda parte, que vio la luz dos años después, ambos en la afamada casa de discos FFRR, especializada sobre todo en r & b, funk electrónico, y acid jazz, pero que no hacía ascos a nada que oliera a pista de baile de calidad. Esta colaboración entre los Hartnoll y el histórico label duraría hasta el fin de la carrera del proyecto.

La verdad es que escuchar este álbum es retrotraerse a esos primeros años del techno primigenio y la esencia rave puede ser respirada a lo largo de toda la audición, aunque ese sonido añejo, lejos de sonar estancado u old fashioned, sabe cada vez mejor, con cada escucha, como si de vino añejo se tratase.

El disco comienza con el track The Moebius, un divertido track que se mueve entre lo onírico y lo experimental, y el electro festivo, orientado a la pista de baile. Un enorme juego de loops y efectos, y melodías metálicas y sencillas, suponen la esencia de este tema, un lujo para los oídos más exigentes.

Tras este llega Speed Freak, una pieza que ya se adentra en la onda techno rave mas festiva y radical, a través de un techno lisérgico y ácido, donde la 303 y los sonidos cercanos al new beat, conforman una bomba para la pista de baile.

Y seguimos adentrándonos en los dominios de la cultura rave con el siguiente track, Oolaa, aunque este girando hacía atmósferas mas psicodélicas, cercanas al trance y la cyberdelia, pero con un aire post industrial bastante electrificante.

En el siguiente corte, el extenso Desert Storm, parecen adentrarse en otro tipo de terrenos, a través de un track que se mueve entre el trip hop y el techno dub sinuoso y psicodélico, con alusiones orientales. A mitad del track parece retomar esa onda techno rave festiva, que acaba con unos psicodélicos, a la vez que emotivos, momentos.

Tras esta maravilla, le toca el turno a Fahrenheit 303, imagino que en alusión a la famosa película futurista de Truffaut, uno de los temas más festivos del álbum. Se trata de una pieza de corte tech house, y que recuerda mucho a la esencia del eurobeat mas seminal, gracias a sus sonidos orgánicos y primitivos, que le otorgan una enorme frescura, algo que rematan los siempre efectivos acompañamientos de la 303.

Y llego el momento de tomarse un respiro, con el tema Steel Cube Idolatry, un track de techno experimental y emotivo, que marcaría el sonido que los Hartnoll adoptarían en sus posteriores trabajos, y les convertiría en los adalides del techno experimental, junto a la tropa de Warp. Una delicada, pero corrosiva melodía, supone la esencia de esta curiosa pieza.
Este remanso de tranquilidad dura poco, justo hasta el inicio de High Rise, un track de techno house muy detroitniano y sideral, altamente bailable y contagioso, con un sonido que nos recuerda enormemente al de unos primerizos Derrick May o Carl Craig.

Y tras esto, empieza, ya en la recta final del álbum, el repaso al trío de ases, con el megahit Chime, en su versión live. Sin dudas, estamos ante uno de los tracks claves de la electrónica de todos los tiempos, donde el techno psicodélico y el acid house se funden en perfecta armonía para ofrecernos una pieza emotiva, a la vez que bailable, con ese histórico final, que tomó prestado Joey Beltram para elaborar su Energy Flash, otro de los grandes momentos del techno de todos los tiempos
El siguiente corte es otro live, concretamente el del track Midnight, que se enlaza con el Chime, para ofrecernos un increíble tema de techno muy deep y psicodélico, lleno de breaks poderosos y aires rockeros bastante bestiales, que sea alternan con momentos mucho mas oníricos.

Y cerrando, una de las obras mas conocidas del proyecto, una maravillosa pieza llamada Belfast, que se mueve entre el ambient mas colorista, al estilo de gente como Future Sound Of London u 808 State, y la electrónica lisérgica, cercana al pop melódico, todo ello acrecentado por la inclusión de un extracto de un tema clásico norirlandés, como es el O Euchari de Emily Van Evera. Se trata de uno de esos temas que no puedes dejar de escuchar y que queda impregnado en tu memoria por siempre jamás.
Pero aun queda sitio para una sorpresa, de mano de un outro, denominado I Think It’s Disgusting, una corta pieza conformada por un curioso piano jazzistico que supone una curiosa e inesperada conclusión para una de las piezas de orfebrería sonora mas perfectas de todos los tiempos.

Tras este, dos años después, llegaría la segunda parte de este disco, llamada Orbital 2, pero apodada como The Brown Album, para diferenciarlo de este primer LP, y que seguría una onda parecida a la de este debut, aunque con muchas miras hacía el rock y la música en vivo, como se demuestra en el hit Satan, y que convertiría a Orbital en uno de los primeros grupos techno, junto a gente como Prodigy o Underworld, en compartir festival y escenario con las mas importantes bandas de rock.

La carrera de los Hartnoll siguió un proceso evolutivo fulgurante con sus dos siguientes discos, el algo más experimental Snivilisation, y el introspectivo In Sides, para lanzarse, cuesta abajo y sin frenos, a través de sus dos últimos trabajos hasta la fecha, el irregular The Middle Of Nowhere, y el mediocre The Altogether.

Tras el sonoro fracaso de este ultimo trabajo, los Hartnoll decidieron dar por agotado el proyecto, sin embargo parece que las aguas de la inspiración vuelven a resurgir en torno a estos dos hermanos que prometen disco y gira para este 2009.

Esperemos que vuelvan a retomar la senda perdida hace tiempo y volvamos a encontrarnos con esos Orbital que nos fascinaron a todos.

Tracklist: Orbital – Orbital (FFRR)

01.The Moebius
02.Speed Freak
03.Oolaa
04.Desert Store
05.Fahrenheit 303
06.Steel Cube Idolatry
07.High Rise
08.Chime (Live)
09.Midnight (Live)
10.Belfast
11.I Think It’s Disgusting (Outro)

Y aquí tenemos unos vídeos, de temas extraídos de este álbum:

Chime

Belfast

2 comentarios a “Orbital – Orbital (1991, FFRR)”

  1. #1 » J.Ares dijo el 24/12/08 a las 6:59 pm:

    Uno de mis discos preferidos!!!! y Chime y Belfast dos de los temas más grandes de todos los tiempos!!!….
    He visto 3 veces a Orbital…la última en su gira «The Altogether» y la verdad es que tienen uno de los mejores directos que se puedan ver….Ojalá retornen y los podamos volver a ver encima de un escenario.
    Por cierto, este disco me lo compré en Londres, en la virgin, a finales de los noventa…. Un gran recuerdo de aquel viaje je je je…(el cd aún conserva el precio en libras….15.99…..) je je je.
    Grande Tetsuo!!!! Muy buena la reseña.

  2. #2 » maiknight dijo el 24/12/08 a las 10:26 pm:

    Si señor… qué recuerdos me trae Belfast… Muy buena Tetsuo.

Deja un comentario