Música Electrónica - Mixside.com




No estás conectado. Inicia sesión o regístrate.

Orxata Sound System: 2.0 beta 1 (autoeditado, 2009)

Publicado: 06/07/2009

Artistas, Discos, Singles

Autor:

Relacionado: , , , .

Comentarios: ¡Ninguno todavía! » Deja tu comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Debajo de la capa de barniz que los poderes públicos y los sectores bienpensantes de la sociedad valenciana están aplicando desde hace algunos años a la capital del Túria a golpe de grandes eventos, hay otra Valencia. Una Valencia subterránea, efervescente, oculta, resistente. Una Valencia consagrada a aquellas palabras que escupió Amadeu Fabregat en los 70: locura, orgía, desenfreno, esperma, mierda, pasote y ábrete de piernas corazón. Una Valencia vanguardista, que creó, en un pasado no muy lejano, la Ruta Destroy. Una Valencia puta, en definitiva, tal y como canta hoy uno de los paladines de la ‘nova canço’, Sénior.

El grupo que nació una noche de San Juan y sabe a chufa

orxata-sound-systemOrxata Sound System se ubican en ese lado de la barricada. Ahí donde el mundo feliz que sueñan nuestros gestores no ha podido llegar todavía. En ese trocito, cada vez más frágil, donde todavía no están adormiladas las conciencias y los espíritus libres luchan cuerpo a cuerpo contra el stablishment. Y lo hacen desde las raíces, proyectándose hacia el futuro. O lo que es lo mismo: Orxata Sound System es el cocktail resultante de mezclar y agitar un montón de ingredientes sabrosos de ayer y de hoy: horchata, samplers, ‘albaes’ (música tradicional), drum and bass, situacionismo, copyleft, ‘espardenyes’ (zapatillas tradicionales del campo valenciano), chimo bayo, ‘mascletaes’, revolución, huerta, techno, catalanismo, linux, ragga, piedra, papel y tijeras, dub, moros y cristianos, electro, paella y todo lo que se les pase por la cabeza.

Todo empezó hace seis años, cuando dos ex miembros del grupo de ska punk Fàstic (Asco en castellano) sintieron la necesidad de mezclar la música del folclore popular valenciano con la electrónica. O sea, que antes de que el joven talento y aspirante al star system electrónico estatal, Guillamino, declarara que estaba trabajando en la línea de aproximar las sardanas al terreno electrónico, estos jovencitos ya se habían puesto manos a la obra unos quilómetros más al sur.
La pareja inicial, formada por Jordi Palau y Carles Soler, fichó a Jaume Guerra, entonces bajista del grupo de fusión Budell (Intestino en castellano) y se convirtieron en un trío con elementos acústicos (voz), eléctricos (bajo) y electrónicos (ordenador). De esta guisa empezaron a dar conciertos por cada rincón del País Valenciano hasta que, a principios de 2005, grabaron su primera maqueta: un trabajo a modo de presentación de cinco temas que sentó las primeras bases de su heterodoxo sonido y que pusieron a disposición del público al simbólico precio de “la voluntad”. Junto a ella llegaron las tres voces femeninas (Violeta Ausina, Neus Berenguer y Carla Saz) y el trompeta (Natxo Jiménez), conformando la formación que grabaría su primer disco, “1.0”, en enero de 2007.

orxata-sound-system-1Un álbum que inició su periplo de grabación en Valencia, luego dio el salto a Intxaurrondo, de allí a Londres y de nuevo a Cornellà, pasando por un grupo de manos amigas que lo moldeó, reflejando a la perfección la filosofía comunitaria que defiende a capa y espada el colectivo, tanto a nivel práctico (sin ir más lejos las letras se escribieron con la colaboración de los internautas, que además, pudieron votar el título y hacer todo tipo de sugerencias y remezclas), como en el lírico: el trabajo se abre con una Mascletà 1.0 introductoria que declara Valencia como sede del post-bacalao, y sigue con gritos de esperanza (hi ha futur, molt de futur, és nostre teu i meu –hay futuro, mucho futuro, es nuestro, tuyo y mío–); proclamas subversivas dignas del Mayo del ’68 (que facen jocs de play de pedra, paper i tissores, i pinten el sambori en lloc del pas de peatons –que hagan juegos de play de piedra, papel y tijeras, y pinten el ‘sambori’, juego tradicional valenciano, en vez del paso de peatones–); odas a la sencillez ‘aborígen’ (ací fa olor d’all-i-pebre l’aire –aquí el aire huele a all-i-pebre–, un plato típico de la cocina mediterránea); homenajes a Joan Monleón (presentador de un famoso programa de la incipiente televisión autonómica donde se apelaba a la frase ‘a guanyar diners!’ –¡a ganar dinero!-) que sirven para criticar el consumismo (ser ric no és voler més, viure de renda és no tindre passió per amassar res, vull una vida de simplicitat voluntària –ser rico no es querer más, vivir de renta es no tener pasión por amasar nada, quiero una vida de simplicidad voluntaria–); exaltaciones del deconstructivismo derridiano (destrossem les paraules que ens esclavitzen sense pietat, anem a fer un exèrcit d’escèptics, com a única arma la no-veritat –destrocemos las palabras que nos esclavizan sin piedad, vamos a hacer un ejército de escépticos, como única arma la no-verdad-); preocupación por el futuro ecológico del planeta (la terra es troba en un estat febril i disentèric, i escriu al seu diari de recalfament: a quin contenidor haurem d’abocar el capital? al verd? al groc? o reciclar-lo té més mèrit? –la tierra se encuentra en un estado febril y disentérico, y escribe en su diario de recalentamiento: ¿a qué contenedor habremos de lanzar al capital? ¿Al verde? ¿Al amarillo? ¿O reciclarlo tiene más mérito?–); críticas feroces al mundo de la publicidad y la información (tota la ciutat farcida d’encriptats missatges, enormes fulles blanques, ni marques ni pamflets –toda la ciudad llena de mensajes encriptados, enormes hojas blancas, ni marcas ni panfletos–); reprobaciones a los políticos locales (ací, entre autopistes i tanta gentola, els paguem els vicis a la jet set de les revistes –aquí, entre autopistas y tanta gentuza, les pagamos los vicios a la jet set de las revistas–); pero al fin y al cabo, cantos al buen rollo y la felicidad (que hi sobren les paraules si tots saben que hi ha estima –que sobran las palabras si todos saben que hay estima–).

Compartir es bueno
orxata-sound-system-20-beta-1Letras con un fuerte componente de crítica social que se complementan de maravilla con su actitud militante en el movimiento copyleft (xarxes d’intercanvi i relacions més justes… el disc el fem per promocionar el directe, no fem directes per promocionar el disc –redes de intercambio y relaciones más justas… el disco lo hacemos para promocionar el directo, no hacemos directos para promocionar el disco–), que les ha llevado a abandonar Myspace, para lanzar una web propia, de código abierto, donde por cierto, podéis escuchar y descargaros libremente todo su material, incluido su último maxi.

Y es que, bajo el título “2.0 beta 1” Orxata han grabado tres temas nuevos este mes, ideales para los días caniculares que vienen y que son una muestra de lo que vendrá después, cuando regresen de la gira estival, que este mes de julio los lleva ni más ni menos que a Marruecos. Con una portada que supone una complicidad absoluta con la vieja ruta, puesto que el dibujo es la unión del antiguo logo de una de las salas míticas del fenómeno discotequero (ACTV) con el logo del grupo (una maceta de la que crece un enchufe en forma de flor) y con un tema que hace alusión directa a dicha época, “Palmera destroy”, el maxi está salpicado de ritmos que van desde el eurodance hasta el dubstep, pasando por el reggaeton. O sea, herejía en estado puro. Como a mi me gusta.

Razón, aquí: Página web de Orxata Sound System

Deja un comentario