Música Electrónica - Mixside.com




No estás conectado. Inicia sesión o regístrate.

Roland TR-808 Ritmo y Leyenda

Publicado: 20/11/2008

Tecnología Musical

Autor:

Relacionado: , , , , .

Comentarios: 9 comentarios » Deja tu comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Todo el mundo que haya entrado en el maravilloso mundo de la música ha oido hablar de la TR-808. Y en un mundo donde muchos instrumentos son conocidos sólo por un número, hay pocos que lo sean de manera tan distintiva como la “808”. Tan solo tienes que invocar esos tres números “ocho cero ocho” y cualquier músico, productor o DJ sabrá a que sonido te refieres. Es como decir Moog o Mellotron, reconocimiento instantáneo.

Aunque podemos considerar que la Roland TR-808 Rythm Composer ( “TR” Transistor Rythm ) fue el resultado final del desarrollo de las anteriores TR-33, TR-55, TR-77, y evolución directa de la CR-78, fue una de las primeras máquinas programables de ritmos. Presentada por Roland Corporation a principios de los 80 fue la respuesta japonesa al dominio americano en ese segmento del mercado musical. Originalmente fue concebida para su uso como herramienta de estudio para crear demos, ya que igual que los modelos anteriores de la marca, no imitaba nada bien a las baterías reales. De hecho, debido a que la TR-808 salió unos meses después de la Linn LM-1 ( de facturación Americana y la primera máquina de batería que usaba muestras de batería reales ) los profesionales consideraron en general el sonido de la TR-808 inferior y prácticamente la condenaron al desuso y el olvido. Sin embargo, la TR-808 costaba 1.000 dólares americanos, considerablemente más asequible que los 5000$ de la LM-1. Y pronto, debido a la singularidad de su sonido analógico y único, su atractivo estético y su facilidad de uso, empezó a sonar en numerosas formas de música, iniciando así su ascensión a lo más alto y más allá: la vida eterna.

Precisamente ese sonido que no se parecía a nada anteriormente escuchado, lejos de sonar a batería real, intencionado o no, fue lo que cambió todo de la noche a la mañana. El ritmo se volvió…frío, dejando claro que ese sonido solo podía salir de una máquina.

Un bombo larguísimo, casi eterno, ultra-grave y subsónico, una caja concisa y cortante, palmas explosivas , y un cencerro demencial, crujiente e inconfundible… cambiaron la música para siempre, y hacen de esta caja, aún hoy después de 24 años, un objeto de deseo al que rendir culto y adoración.

De hecho, lo que ha hecho enormemente popular a la 808 tantos años después de suspenderse su fabricación, es la capacidad de su bombo para crear sub-graves, pudiendo, mediante la reducción del tono, crear armónicos capaces de destruir altavoces.

Sus sonidos tienen una calidad muy pura, y aun siendo sintéticos, resultan muy cálidos y menos sucios que los de su sucesora, la TR-909, de la cual escribiré próximamente.

Dentro de esta caja se incluyen: el famoso bombo, caja, tom bajo, tom medio, tom alto, congas, rimshot, claves, palmas, maracas, cencerro, cymbal, hihat abierto y hihat cerrado. Todos los sonidos se pueden editar-modular en tiempo real con controles independientes como por ejemplo el volumen, tono y caída, además trae salidas individuales para cada parte para su posterior procesamiento y mezcla externa.

El sonido de la 808 ha sido sampleado hasta la saciedad y se incluye en prácticamente la totalidad de librerías de muestras de referencia. En este sentido, los propietarios de una “808 real” coinciden en que el sonido muestreado no tiene comparación al de una auténtica “bestia negra” sonando por tus monitores. Y este tipo de observaciones es muy común entre los amantes del sonido puramente analógico. De hecho, de la misma forma que sucede con algunos sintetizadores analógicos, algunos aseguran que dos 808 no suenan igual y difieren en pequeños matices. Claro. ¿Y que esperas de una máquina que suena diferente nada más encenderla que al cabo de veinte minutos? Pues que tenga alma, ni más ni menos.

Pero si bien el sonido de la 808 es, sin duda, su marca, la mitad de la diversión esta en jugar con una de ellas.

La interfaz de programación marcó un antes y un después en la forma de programar ritmos y durante estos últimos 24 años ha servido de ejemplo e inspiración ( por no decir imitación ) para multitud de “grooveboxes” y software variado como trackers, secuenciadores e instrumentos virtuales. Una fila de 16 botones permite al usuario emplear un método de programación muy intuitivo de la siguiente forma: dividiendo un compás en 16 pasos, botones y LED’s indicando si un sonido de batería se reproduce en cada paso de tiempo.

Basta con seleccionar un sonido de batería con el selector rotativo y empezar a pulsar el paso correspondiente en los botones de colores mientras que el patrón se está ejecutando. Luego pasamos al siguiente sonido, repetimos la operación anterior mientras escuchamos el ritmo anteriormente programado, y así sucesivamente. Los errores se anulan pulsando el botón de paso una segunda vez, el LED deja de iluminarse, lo que nos confirma que el paso deja de sonar.

Como “una imagen vale más que mil palabras” enlazo un vídeo donde se ve claramente este procedimiento.

Lamentablemente la TR-808 es anterior al protocolo MIDI, por lo que dispararla desde un secuenciador externo no era posible en su momento, pero tal es la popularidad de la TR-808 que varios fabricantes ajenos a Roland sacaron MIDI-kits para modificarla y readaptarla a los nuevos tiempos pudiendo así utilizarla en un entorno MIDI.

La capacidad de memoria que puede almacenar es de 32 patrones en total con la posibilidad de encadenar estos de forma conjunta para producir canciones, 12 de las cuales también pueden ser almacenadas en la memoria.

Poco después de su lanzamiento empezó a aparecer en los charts y en la pista de baile. De pronto todo tipo de compositores, músicos y productores estaban utilizando la “808” en sus producciones, muchas de ellas convertidas en auténticos clásicos. ¿Quién puede olvidar “Sexual Healing” de Marvin Gaye, la fusión kraftweriana de Afrika Bambaataa en “Planet Rock”, “Confusion” de New Order o “19” de Paul Hardcastle? Curiosamente ésta última considerada como la primera producción de música electrónica donde se aplicaron técnicas de sampling.

Y esto es sólo el principio, durante los últimos 24 años la TR-808 ha pasado a figurar probablemente en más producciones que cualquier otra caja de ritmos.

Podríamos decir que todos los estilos de la música han abrazado a la 808 en algún momento.La 808 se ha convertido en la firma de la mayoría de producciones R&B y Hip-Hop, así como buena parte de la música Techno. Y podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que dio origen a su propio género musical, el cual debe a la TR-808 su total identidad, me estoy refiriendo a lo que conocemos como “Electro”.

He aquí un auténtico himno Electro: “Planet Rock” de Afrika Bambaataa

La popularidad de la TR-808 ha llevado a muchos artistas a referirse a esta máquina en sus letras, e incluso también en su honor, ha llegado a dar nombre a bandas como “808 State”.

El 8 de agosto de 2008 (08.08.08) el sello de referencias Electro “Citinite” organizó en Londres una fiesta para rendir homenaje a esta caja negra. Y allí estuvieron 808 State, Arthur Baker, DMX Krew y demás artistas asociados con la máquina.

Durante todos estos años, el sonido de la 808 ha pasado de moda para volver de nuevo una y otra vez. Solo tiene que aparecer en una nueva producción o remix de éxito para volver a ponerse de moda.

En la actualidad muchas compañías han considerado adecuado crear clones de la TR-808 para ofrecer a un precio razonable cajas de ritmo de similar carácter a quienes no pueden pagar el precio de una auténtica TR-808 que hoy en día cotiza a precios de coleccionista. Ha tenido multitud imitadores como la “DrumStation” o el software hoy en día gratuito “Rebirth”. Sin embargo nada llena el deseo de tener contacto directo con una de las auténticas ochocientosocho.

Entre algunos de sus famosos usuarios están: Orbital, Überzone, Download, Aphex Twin, 808 State, BT, Bomb The Bass, Sense Datum, The Prodigy, Josh Wink, Faithless, Skinny Puppy, Bushflange, Jimi Tenor, A Guy Called Gerald, Eat Static, Dr. Dre, Jimmy Edgar, Jimmy Jam & Terry Lewis, Freddy Fresh, Richie Hawtin, Jean Michel Jarre, Cocteau Twins, Marvin Gaye, Luke Vibert, LL Cool J, Ice Cube and Puff Daddy…

La popularidad de la TR-808 comenzó a disminuir cuando la TR-909 tomó su lugar en la pista de baile para compartir éxito. Esto surgió por varias razones: la 909 da más control sobre cada sonido, tiene una mejor programación e incluye de origen el estándar MIDI. Pero como he dicho antes, hablaremos de ella en otra ocasión en mixside.

9 comentarios a “Roland TR-808 Ritmo y Leyenda”

  1. #1 » Jordi Ares dijo el 20/11/08 a las 9:38 pm:

    Que bueno Millton!!! adoro esas “clapes” y ese “cencerro inconfundible”….. Excelente artículo!!!…es todo un honor tener a una persona como tú en esta página…. Espero con ansia el de la 909 y por supuesto…el de la 303!!!…. Por cierto….uno de los himnos del electro: Paul Hardcastle – Nineteen!!!!!! buuufffffff!!!!! Vaya tela!.

  2. #2 » Tetsuo dijo el 20/11/08 a las 10:02 pm:

    Gracias Milton, esta información es oro puro para todo aquel que quiera componer sonidos de calidad, yo tb espero con ansias un artículo sobre la 303 y su hermana la 909.

    Y el 19 de Paul Hardcastle, vaya clásico, con esos samples sacados de los documentales sobre la guerra de Vietnam, que tiempos,….

  3. #3 » Dick Laurant dijo el 20/11/08 a las 10:15 pm:

    Hey Milton!

    Muy interesante el artículo! Espero que pronto nos hables de la 909!! Yo este sábado te hablaré de mi bonita VCI-300 jisjisjis Nos vemos!!

  4. #4 » San Román dijo el 20/11/08 a las 10:43 pm:

    Lo mismo digo Milton te lo has currado de lujo , con conocimiento de causa ; todo sobre la tr 808 en un solo artículo, chapó

  5. #5 » kami dijo el 21/11/08 a las 7:50 am:

    🙂
    La verdad es que me tiré una buena temporada jugando con la versión digital del 808 en el Rebirth. Os digo además que hoy en día el ReBirth es freeware y os permite jugar con un TR-808, un TR-909, un RB-338 y con el no-menos-mítico TB-303, el acidmachine por excelencia. En http://www.rebirthmuseum.com/
    Long life to TR/TB’s & long life to mixside.com!!

  6. #6 » NachoDuff dijo el 21/11/08 a las 8:50 am:

    genial artículo, pa imprimirlo!!!

  7. #7 » Crisis dijo el 21/11/08 a las 9:20 am:

    Y cuántas veces habré dicho yo: “esto suena a Rebirth!”, restando protagonismo a la máquina a la que este software debe su existencia. Ay! ingenuos hijos de la era digital, entre los que me incluyo! Jeje, la verdad es que estos artículos dan ganas de volver a las máquinas.

  8. #8 » kami dijo el 21/11/08 a las 10:59 am:

    Me acabo de acordar que el año pasado hablé un poco del Acid House, lo cual me “obligó” a hablar del TB-303. Por supuesto no llega ni de lejos al nivel que tiene este artículo, pero podeis escuchar algunos temitas míticos del house, con sus trescientos treses y ochocientos ochos 🙂
    http://fastforwar-d.blogspot.com/2007/09/el-acid-house.html

  9. #9 » Milton dijo el 21/11/08 a las 11:24 am:

    Gracias a todos por vuestros comentarios, de verdad que así da gusto! 🙂

    La verdad es que es un placer poder escribir sobre mis juguetes favoritos. 😀 Y esto es sólo el principio, pues dentro de muy poco cada máquina mítica tendrá el artículo que se merece tener aquí en San Román.

    Un abrazo!

Deja un comentario